Natalia de 8 a 9 - 1980

Dirección: César Bolívar

Escritor: José Ignacio Cabrujas
Producción: Radio Caracas Televisión, Venezuela, 1980
Elenco: Marina Baura, Gustavo Rodríguez, María Conchita Alonso, Carlos Olivier, Rafael Briceño, Cecilia Villarreal, Tatiana Capote, Guillermo Dávila, Julio Jung, Mahuampi Acosta, Irma Palmieri, Linda Olivier y Jessika Arvelo entre otros.
Tema Musical: “Natalia, perdóname” interpretado por Hugo Carregal

 

Una novela que abordaba el conflicto de separación y mostraba sin tapujos a un marido infiel enamorado de una estudiante. La historia se ganó el horario estelar enb RCTV. La historia central, que actualmente podría ser la subtrama de un dramático, tuvo un impacto sin precedentes. 

Natalia de 8 a 9, protagonizada por Marina Baura y Gustavo Rodríguez —con María Conchita Alonso como la tercera en discordia— sigue siendo la telenovela más importante que le ha correspondido dirigir al también cineasta César Bolívar, y, asimismo, una de las más emblemáticas del género en Venezuela.

 

Un hogar aparentemente sólido víctima de la rutina y de un agitado ritmo de vida, en el que la pareja sólo puede verse durante una hora diaria de 8 a 9 de la mañana. Una hora para conversar, entre las tazas de café, a punto de comenzar las labores del nuevo día. 

Natalia (Marina Baura) hace lo imposible por preservar ese castillo de arena que se desmorona entre sus manos, mientras Juan Carlos (Gustavo Rodriguez) obstinado del día a día, se entregará sin pensar a la posibilidad de una nueva posibilidad de amor, echando por la borda su matrimonio, cuando a su vida llegue Mariana (María Conchita Alonso), una joven y hermosa mujer estudiante en la universidad.

Tras el divorcio, el mundo de Natalia se derrumba y todo se vuelve un caos. Natalia descubre que su hija menor de edad toma anticonceptivos y que ya no es virgen, se mete a hacer apuestas clandestinas y cae detenida una noche. Juan Carlos la saca libre y la amenaza con quitarle a sus hijos. Natalia decide rehacer su vida y levantarse de sus propias cenizas. Empieza a cocinar en su casa por encargo para varios restaurantes, es así como Natalia va haciéndose de una importante clientela y crece su fama como chef. Mientras que a Juan Carlos se le acaba el romance con Mariana y entonces se enreda con la mejor amiga de Natalia. Cuando Natalia descubre aquella nueva bajeza, se da cuenta que mucha gente a su alrededor no vale nada. 

El destino se encargará de demostrarle a Juan Carlos que Natalia sigue siendo el único y verdadero amor de su vida, pero tal vez sea ya demasiado tarde. Natalia desafiará sus principios para descubrir que merece algo mas que migajas de amor en su vida.

"Natalia de 8 a 9" fue un gran éxito a las 7 de la noche en Venezuela. Era una telenovela de corte realista en la misma línea de otras del mismo autor como "La señora de Cárdenas", "Silvia Rivas, divorciada" y "Soltera y sin compromiso". 

 

Las mujeres venezolanas se sintieron identificadas con Natalia al verla luchar y sacar adelante su casa sola, sin un hombre machista a su lado. El público llamaba y escribía cartas al canal exigiendo que Natalia jamás volviera con el canalla de Juan Carlos. 

Se hizo una investigación profunda con encuestas a mujeres. Natalia era una mujer que, después de divorciada, vive sola en una sociedad que le impedía tener amigos, salir a la calle. 

 

Los personajes femeninos se manejaban en una cuerda floja entre darle rienda suelta a sus instintos o seguir sometidas al machismo, a la crianza que recibieron, al matriarcado severo. Fue un trabajo que se hizo de la mano de José Ignacio Cabrujas, quien se encargó de crear los diálogos más cercanos a la gente.

Se hizo una nueva versión de esta telenovela en formato de unitario protagonizada por Ruddy Rodríguez y Luis Fernández, pero hubo que condensar demasiado la historia.

 

Descripción de una de las mejores escenas de la telenovela:

 

"Tú eres el carro nuevo. Tú eres el carro nuevo", repetía Natalia a Mariana, cuando ésta última, en un arranque de honestidad juvenil, decide visitarla en su casa para explicarle el cuadro de infidelidad. Natalia, envuelta en su drama, continúa el reproche a la universitaria: "Yo ya estoy fuera del mercado, fuera de circulación, descontinuada, pero aquí vivimos, y como no están mis hijos que es lo que a mí me duele de esta porquería yo quiero que tú sepas que aquí vivimos, estos muebles, esta sala que tú ves aquí, la hicimos nosotros… Te va a decir que el secreto de los espaguetis es el puntico de azúcar en la salsa. 

En esa misma telenovela, Cabrujas escarba en la vanidad femenina y bocetea una escena donde aparecen, en el mismo evento, las dos mujeres de Juan Carlos, con el mismo vestido que él regalara a ambas. Mariana luciendo el nuevo halago, y Natalia con el pretexto de seducirlo y reconquistarlo. La escena del vestido repetido es memorable en el inventario de situaciones femeninas que Cabrujas puso de relieve. 

¿No es una maravilla, José Antonio". Eso es un país, eso es un continente lo que va ahí", le dice Juan Carlos a su amigo tras haberle presentado a su novia Mariana. Y éste le responde, mientras Mariana ya se ha alejado: "¿Y no es acaso una metida de pata? Tú le llevas 20 años. Cuando tenga 36, la edad de Natalia'". Juan Carlos responde: "Yo tendré 58". Y su amigo José Antonio le recuerda: "Y muy probablemente plancha, artritis, un infarto medio curado, la tensión alta y síntomas  de impotencia. Entonces, ¿qué vas a hacer?" Y Juan Carlos, que se niega a ver su realidad futura, le replica: "Yo veré qué hago, José Antonio, te aseguró que veré qué hago".

José Ignacio Cabrujas, conocedor del alma del varón criollo, desmenuza también la de Juan Carlos, cuando éste, insuflado por el brío de la conquista, visita a los padres de Mariana, a modo de dar su cara y pedir la mano. Cabrujas se destaca a través del actor Rafael Briceño, quien personifica a Vitelio Brito, padre de Mariana: "Bueno y dígame una cosa, ¿y su mujer está bien". De eso no quiere hablar, ¿verdad? Yo lo sé. Los hombres ya mayores como nosotros no queremos hablar de eso… Como nosotros… Siempre tenemos una mujer, pero queremos renovarnos y ahí está la hija de Vitelio Brito para que usted se la lleve de esta casa…" Vitelio contradice a su hija Mariana, quien lo ha acusado de irrespetuoso, y el viejo, con toda su astucia, le habla directamente a Juan Carlos: "El respeto se lo debe usted a su esposa, a la madre de sus hijos". Pero, aunque pareciera, no había regaños moralistas del autor. Escribiendo era un artista libre que mostraba una realidad en forma de telenovela. 

Épico resulta el momento cuando Natalia conversa en el baño con su pequeño hijo sobre la ausencia del padre. El menor le dice a su madre que no entiende muchas cosas que ella cuenta y le agrega:   "¿Te digo un secreto". Mi papá me dijo que tú eras un cielo para él, pero tampoco lo entendí ". El niño se va y Natalia se mira al espejo para responderse: "Yo tampoco". 

 

Fuentes:

Promo:

 

Las imágenes corresponden a capturas de pantalla de la telenovela "Natalia de 8 a 9"

Fundación sin fines de lucro

Veefauna (Venezuela endorsa a su fauna)
VeeFauna es una organicación benéfica para ayudar a salvar vidas de animalitos en Venezuela

PAYPAL: veefauna@gmail.com
CITIBANK
Fundación Vee Fauna
ABA/ROUTER: 322271724
Cuenta/Acct: 207383548
Memo:VEEFAUNA